algunos de mis blogs favoritos son de artistas v2

dos.punto.cero

o mi blogroll (algunos de mis blogs favoritos son de artistas)*

[Versión 2. | Noviembre 2007]

notas de la versión 2

La primera versión de esta selección de producciones de artistas con herramientas de la web 2.0 se realizó para Digital Event (Toronto, Canada).
Esta segunda versión se amplía incorporando algunos nuevos proyectos, encontrados y sugeridos, a partir de aquella primera experiencia, para Frontera Incierta [escribiendo desde Montevideo, Uruguay].

Resulta quizá paradójica esta introducción con anclajes espacio-temporales precisos, a una selección de blogs y producciones de la web colaborativa; en cuanto a que precisamente no están limitados a una localización física, ni a un estado preciso (acabado podríamos decir) a diferencia de otras producciones culturales; si bien sus etapas están generalmente a la vista bajo la forma de archivos.

Pues se propone ser simplemente eso: un corte fugaz sobre el estado de estas producciones in progress, para reconocer sus orígenes, sus similitudes, su dinámica. Sabiendo que retirarlas de su medio es debilitarlas[1], y en ellas la invariabilidad es contradictorio sinómino de apego y certeza, cuando su motor es el de la crónica y el experimento: aún cuando al revisarlos, más de una instántanea X de flujos de emisión/recepción me ha provocado ese pequeño impulso monumentalizador por su “fugaz” efectividad.
A los fines de conjurarlo, agrego algunos enlaces a los primeros.

de la web 1.0 a la web 2.0

Muchos artistas llegan a los blogs y otros sistemas de autoedición (la llamada web 2.0[2] o internet social) quizá un poco más tarde que otros usuarios: alejados de la tecnología por distancia disciplinar, prejuicios y otras variables; incluso para los “artistas digitales”, el manejo de las herramientas fue una de las fronteras (y también espacio de experimentación y descubrimiento) para estar en línea[3].

Si bien ya existían varios desarrollos usados en sitios de alta renovación, el fenómeno “social” de los blogs comenzó cuando estuvieron disponibles para los usuarios-lectores de internet -aquellos que nada sabían de publicación de contenidos- como cuentas que se pueden usar registrándose en un proveedor: por ejemplo, de blogs[4]. Así, algunos artistas en esta selección iniciaron su vida virtual blogueando, y otros encontraron en la blogósfera un modo de redefinir o reinventar su relación con internet. El signo compartido, en cualquier caso, de ese vínculo, es su carácter altamente circunstancial e inmediato, y la expectativa de retroalimentación bajo la forma del diálogo moderado.

Esta selección -como todas- es necesariamente parcial y caprichosa: sitios muy locales junto a otros que hablan desde ningún lugar o jugando al anonimato y la identidad múltiple; sitios que espero les resulten “familiares aunque desconocidos”. Familiares porque toda comunidad de artistas ha de tener su “viajero de la eternidad” que decide poner en línea las acciones que realiza en la calle, para conjurar lo efímero de su intervención, trascender su estricta localidad y dialogar con eventuales observadores reales y virtuales. Y también tendrá, sin duda, otros proyectos que usan la blogósfera como una superficie de auto-difusión más o menos informal -donde la redefinición del diario personal por el artista pasa por la inserción de posts-experimentos- que en una promoción formal en otro soporte más “definitivo” o institucional no se permitiría. Otro grupo que habrá reconocido en la web 2.0 la herramienta que necesitaba para convertir sus convicciones políticas (como “duelos y júbilos”, “angustia descomprimida”, para “despertar inquietud, generar polémica o inquietar alguna conciencia”) en realidades de comunicación accesibles, individual y globalmente. Y en otros casos, la elección de sistemas de edición simplificada permite el funcionamiento eficaz de redes descentralizadas de colaboradores.

blogs: la killer-app[5] de la web 2.0

Dentro de los proyectos comentados en esta selección, predominan sin duda los blogs.
Es preciso aclarar que no he considerado en esta selección, el universo del fotolog (si bien algunos blogs se parecen bastante en el uso de sus posibilidades técnicas), porque predomina en los flogs a los que mi deriva me ha hecho llegar, el posteo en función de “archivo”: esto es un trabajo que se concibe por fuera de la web, donde se lo sube para difundirlo; y escasea tanto el post-experimento, como la preocupación centralizada en la comunicación con el navegante-comentador; hay un fuerte énfasis en la obra, y menor interés por la comunidad, o un ejercicio cuasi privado y sumamente convencionalizado (alrededor del modelo álbum familiar/portfolio) de sus posibilidades.

En ese sentido, los blogs son las aplicaciones estrella de la web 2.0. Excepciones hechas en el wiki del proyecto nómade, la plataforma de Escaner cultural, y el desarrollo sobre google-maps de Post-urbano, que son diferentes también en su modo de funcionar: muchos colaboradores distantes, y una larga y pionera historia en la web (escaner, desde 1999) y/o mucha/s experiencia/s (Luciano Ferrer, que habilitó el wiki para nómade, siendo uno de los primeros artistas en introducir el formato wiki en la escena local[6], o la colaboración con desarrolladores en el caso de Post Urbano). En estos proyectos, el acercamiento a herramientas de la internet social proviene de la necesidad de habilitar técnicamente a los colaboradores o capitalizar desarrollos sofisticados, a los que no se tendría acceso de otro modo.

modo autor y modo colaborador

Los dos grandes perfiles de artistas que trazan los proyectos ubican, por una lado a quienes usan blogs como rápido y primer acceso a la web, y a los que usan otras herramientas (wikis o plataformas de publicación) habiendo pasado por la web 1.0, en la búsqueda de maneras de simplificar la participación de colaboradores no expertos, en la generación descentralizada de contenidos.

Podríamos hablar de un uso en “modo autor”, predominante en quienes se acercan por primera vez a la web, y otro uso en “modo colaborador”,  donde las experiencias migran a plataformas de la web 2.0 para facilitar la participación de otros en la creación de contenidos.

La web 2.0 es la evolución del uso de la web, que reconoce que mas allá de la “presencia en la web” que urgía hasta el 2000 aproximadamente, el medio tiene su especificidad en la interacción que habilita comparado con otros medios masivos de comunicación; desplazándose el eje primero desde el simple “estar en la web” a “ser visitado”, a la luz de los primeros estudios del comportamiento de los usuarios, sus intereses e implicación en la formación de comunidades.

¿cómo practican el blogging los artistas?

El blog se percibe en general como un espacio web de contenido altamente dinámico (aunque no siempre lo sea ni resulte necesario en todos los casos). Esta alta renovación de contenidos hace que la información de cada posteo sea generalmente circunstancial, que no refiera a certezas (contenidos inamovibles); que sea desde el principio, algo en proceso.

Revisando los usos y la percepción del fenómeno, resulta significativo que los artistas pioneros del net.art en Latinoamérica, se interesen poco y nada por los blogs[7]. Probablemente sea esa simpleza en el acceso, sus limitaciones en el diseño y la programación, y/o su alta disponibilidad masiva -a diferencia de los trabajosos procedimientos con el html de los inicios, los que hacen desinteresarse a los net.artistas. Quizá, el entusiasmo que impulsa ahora a los que acceden en “modo autor”, ya fue experimentado 10 años antes en otra clave, y las “promesas utópicas” se decantaron en “net-realidades”[8].

Para otros artistas, aunque es su primera presencia pública virtual, la simplificación de uso y acceso, que favorece su proliferación en ambitos no artísticos, los hace excusarse diciendo: “es un blog nada más”: nada más, porque no me ha costado demasiado ponerlo en línea, y estoy experimentando con él. Esta percepción lúdica y de menor implicación individual que otras salidas públicas, siempre refugiada en la posibilidad de que poca gente lo visite, es quizá el atributo más interesante para el “modo autor”: evita los lugares comunes, canónicos de la presencia web y permite cierto grado de exploración en la comunicación.

En la práctica de tener un blog y mantenerlo, muchos reconocen que cada interés o idea nueva les mueve a bifucarse en identidad múltiples, con mayor o menor esfuerzo puesto en disolver la filiación entre ellas.
Son muchos los casos, en los que el artista divide su presencia web entre: una formal, institucional en una web estática y con dominio propio; y otra/s con sus experimentos en blogs. Muchas de esas bifurcaciones se crean con la intención de experimentar con otra identidad, alrededor de un interés o un personaje de ficción, constituyéndose en prácticas estéticas hipertextuales en sí.

el blog y los otros

El blogging, como el proceso que se cierra en la lectura de otros y los comentarios, supone una ilación temporal que se parece a la practicada previamente en foros o incluso, el propio intercambio de correos electrónicos o el chat (cuando no están orientados a fines específicos) pero que a diferencia del blogging, son del ámbito de lo privado[9]. Sin embargo, blogear es un modo de comunicar que comparte las contradicciones propias de internet, en cuanto que es un emisor que se ampara originalmente en la sospecha de que nadie lo leerá[10], pero secretamente espera que el otro comente e interactúe con la especial dinámica de las identidades digitales.
La autoría en los blogs pareciera estar en inversa relación a la implicación personal de los contenidos: tanto más impersonal -cuasi anónimo cuando está detrás de un avatar o varios nicknames; cuanto más íntimo lo publicado. En los blogs “alter-egos”, es recurrente la referencia a las reacciones de la comunidad de lectores de un blog, frente al estado de ánimo del blogger reflejado por sus posteos: una característica heredada del origen como diario personal, que es conjurada, explicada o ficcionalizada por sus autores.
Del otro lado, en los blogs de documentación o info-activismo, el autor se repliega detrás de la calidad, el análisis desmitificador o la rapidez de la información posteada.

Para ambos tipos de autores, siempre está, amenazante, el “a nadie le interesa tu blog”: una variante de la apática reacción del público en los espacios de arte contemporáneo, a la que muchos de estos experimentos buscan conjurar.

La mayoría de los blogs reunidos en esta selección hacen uso de la inherente posibilidad de revisión (y la duda, o la pregunta que habilita el comentario del lector), de este carácter “provisorio”, y en cierto sentido dialógico, propio de la herramienta. Diario personal, bitácora de la propia producción o boletín de noticias encontradas o reseñadas, el blog es pensado como un lugar informal, provisorio, de la crónica: información en flujo y en cierta deriva posible habilitada por el comentario del otro.

Luego: “posteas o el patito se muere”

La dinámica base de la web 2.0 es aquella que la generó: la necesidad de actualización frecuente de los contenidos. Entonces, lo que fuera una necesidad, deviene en una prescripción: “postear seguido” para el blogger podría convertirse en algo comparable con “producir nueva obra” para el artista: una imperativa del pequeño mundo de referencia. Sin embargo la frecuencia y calidad de las “entradas” de los sites de esta selección es variada. Cada una de ellas parece posicionada al respecto (“o posteas o el patito se muere”[11], “recelo del a mayor velocidad mejor comunicación”). De extensiones variadas, con tratamientos diversos, y diferentes disposiciones al comentario y la intervención de los lectores, estos blogs perciben lo que Brea advierte en Chachara[12]: que el “rebajamiento del nivel” de acceso a la emisión de contenidos, no suponga rebajamiento de nivel de los propios contenidos.

mi blogroll

(algunos de mis blogs favoritos son de artistas)

realidades a virtualidades a realidades reúne proyectos que se originan y continúan en el espacio real, en relación a una obra específica (intervenciones, muestras, charlas, viajes, etc.) o de colectivos de artistas haciendo gestión independiente. En la web 1.0 serían sitios institucionales, pero el formato blog los transforma, quizá, porque la noticia es necesariamente, efímera. Encuentran en el blog algún tipo de retroalimentación distinta a la del “mundo real”, ya sea porque el comentario virtual es distinto al que se hace en “vivo y en directo”; o porque llegan visitantes que no conocen el referente real documentado. Los blogs, especialmente para los espacios de gestión independiente, otorgan visibilidad y una fuente documental accesible (es su propósito en algunos casos), que podría redefinir la escritura de la crítica de arte y la historia del arte próximas (por los archivos generados, caso de la revista Escaner), especialmente en estas latitudes que adolecen de la sistématica falta de documentación.

alter-egos

Un artista, varias identidades digitales. Los artistas que no iniciaron su vínculo con la web blogeando, llegaron a la web 2.0 atraídos por el fenómeno social de su uso, la inmediatez, la multiplicidad en simultáneo, y la posibilidad de fundirse con prácticas no necesariamente “artísticas”, o desplazadas de su disciplina de formación, o de práctica habitual fuera de la red (artistas visuales que escriben, o compilan música).
En algunas entradas, apenas si despegan de la ratificación del mito del artista (el personaje: una subjetividad “libre”). En otros, y ésto es particularmente emocionante con artistas que conozco personalmente, se revelan las personalidades múltiples, privadas (pero tornadas tímidamente públicas). Personalidades que jamás conoceríamos de no ser por la interfase-blog. Nomádes, simultáneas, fragmentadas, las prácticas artísticas sobre el territorio 2.0 abren refugios (papi quiero ser artista) y también potenciales ficciones colectivas.
El blog tiene -por el momento- la virtud de evitar que el artista se apegue a aquella parte de su subjetividad más auto-promocional y funcional al mundo del arte, desde que es “un blog nada más”.

info-activismo

¿se preocupa el artista por la realidad, en alguno de sus aspectos?
Los proyectos info-activistas utilizan la web 2.0 para comunicar sus lecturas de la realidad, bajo la forma de su hacer artístico, como texto crítico, o como repositorio documental de acciones DIY (do it yourself=hazlo tú mismo).
El eje es la calidad de la información, o su particular lectura. La mayoría de los autores implicados se vincula difusamente con el mundo del arte, y evitan en general, el recurso al “posteo-experimento” en privilegio de una comunicación más inclusiva. Algunos de ellos (el colectivo, g2g y nomade) son proyectos colectivos, donde la autoría de los contenidos está disuelta en la plataforma técnica, enfocando nuevamente en el contenido y sus efectos comunicacionales, por sobre la performance de su emisor.

tramas virtuales

La web 2.0 tiene su motor en el hecho de dar habilitación técnica a aquellos que manejan los contenidos, pero no las herramientas de publicación web. Cuando un proyecto de artistas se pregunta sobre la autoría y como potenciar redes que funcionan lenta o precariamente, entonces se vuelca hacia herramientas como los wikis[13] o las plataformas de publicación para muchos colaboradores. Es el caso de la evolución de Escaner Cultural, o de la opción de nomade o g2g, que son también proyectos centrados en la construcción o difusión de información. Se convierten en redes, donde el impulsor original queda disuelto en el rizomático crecimiento de sus colaboradores y lectores-comentaristas.

kodak y blogger

¿transformará al autor en productor[14] la web 2.0? Parece difícil creer que una herramienta desarticule la economía de la producción y circulación de sentido, con su sólo existir. Su apropiación en términos de crítica, técnica[15] y estrategias de comunicación se hace imprescindible; la responsabilidad del artista: hacer uso de la experiencia de autocrítica implacable del arte contemporáneo.
Las utopías alrededor del impacto de las TICS sobre el mundo del arte se han disuelto una vez más en absorciones institucionales o la “nueva censura” por sobreinformación16.
Sin embargo, el fenómeno de los blogs tiene visos de parecido con aquel que iniciara Kodak para la fotografía de aficionado, con su slogan “Ud. aprieta el botón, nosotros hacemos el resto”17. Compete a los profesionales de la producción simbólica desmontar el uso canónico programado para blogs o cualesquiera otra herramienta, y explorar, ampliar, forzar, cuestionar sus límites comunicacionales y su eficacia, siempre dispuestos a abandonarlos cuando se tornen afirmativos y fácilmente digeribles.

Notas:

*  cito a una e-muestra clásica de la web 1.0: algunos de mis websites favoritos son arte

  1. Retomemos aquí aquella vieja discusión sobre las exhibiciones de net.art, cuando alguna condición técnica impedía su exhibición con conexión a internet funcionando: pretender que hay algo para experimentar de la red, sin estar conectado a ella, es simplemente absurdo. Los blogs acentúan esta imposibilidad en cuanto sitios dinámicos cuya existencia es fundamentalmente, mutante y la posibilidad de retroalimentación por parte del “receptor”, un componente estructural de las propuestas.
  2. http://es.wikipedia.org/wiki/Web_2.0 y también Planeta Web 2.0, de Cristóbal Cobo Romaní y Hugo Pardo.

  3. Los sistemas de autoedición habilitaron una nueva gama de herramientas disponibles: desde el weblog como diario personal, hasta los wikis para edición colaborativa, pasando por los sistemas de edición asistida para publicar noticias. Surgidos de la necesidad de simplificar tareas de actualización muy frecuente, que no funcionaban en la dinámica cliente>diseñador>puesta en línea, los CMS (blogs, wikis, fotologs, entre otros) posibilitan que un usuario -sin ningún conocimiento de programación web- escriba, edite y suba a internet su contenido de un modo apenas distinto del envío de un mail.
  4. Ver http://www.rebeccablood.net/essays/weblog_history.html Weblogs: a history and perspective, de Rebecca Blood; y también http://www.blogger.com/about
  5. http://en.wikipedia.org/wiki/Killer_app Killer Application: en la jerga informática, una aplicación generalmente simple pero ingeniosamente codificada, que resulta inesperadamente útil y deseada.
  6. Ver http://web.archive.org/web/20031127133858/laferrer.tabira.org/ Uno de los primeros experimentos de migración a wikis en el 2003, desde Córdoba (para el portal www.mearte.com.ar , hoy fuera de línea). Su presentación, en el contexto de las Quintas Jornadas de arte y medios digitales en Córdoba en el 2003, generó asombro e incredulidad en los receptores: acerca del vandalismo, de la autoría, de la calidad de la información, etc., problemáticas todas renovadas alrededor del wiki estrella: la enciclopedia en línea www.wikipedia.org
  7. Excepción notable en http://www.findelmundo.com.ar/moblog/, un proyecto temprano (mayo 2004) de Gustavo Romano, que explora las posibilidades de la crónica del blog, subiendo fotos de lo que hay en su bolsillo cada día.
  8. http://aleph-arts.org/pens/net_realidades.html Promesas Utópicas- Net Realidades. Critical Art Ensemble. Publicado en Aleph arts. Traducción: Teresa Arozena Bonnet.
  9. Si bien muchos artistas postean sus chats o mails en su blog. Ver, p.e http://escuchamecuandotehablo.blogspot.com/
  10. Ver en Datos personales de Inne en http://www.comouncieloestrellado.blogspot.com/ y también Manuel Frascaroli / El fenómeno de los Weblogs: sus implicancias para las ediciones digitales de los diarios en http://www.liminar.com.ar/pdf05/frascaroli.pdf página 3.
  11. http://comouncieloestrellado.blogspot.com/2007/02/postear-o-morir.html
  12. http://www.agenciacritica.net/criticaeck/archivo/2005/11/chachara.php
  13. Un ejemplo fallido de esa migración en http://nomade.liminar.com.ar/wakka.php?wakka=BetaTest , y su antigua versión http://betatest.ubp.edu.ar
  14. Benjamin, W. retomado por Eduardo Navas en El blogger como productor. Publicado en Instalando. Arte y cultura digital. Edic. de Colectivo Troyano. Santiago de Chile. 2007.

  15. Escapa al foco de este texto señalar que la naturaleza estrictamente técnica de los programas que hacen posible la mayor parte de las herramientas de la web 2.0 son de software libre (wordpress como su ejemplo más conocido), o provienen de la reutilización de código creado para casos específicos y luego modificados. Por otra parte, la política de derechos de autor sobre los contenidos de los blogs habilitados por proveedores en sus dominios (blogspot.com) es otro tema central que cae fuera de la discusión de este texto. En ambos casos, sólo quiero señalar el hecho de que la forma técnica determina o al menos orienta los modos de hacer de los usuarios: especialmente porque los principales usuarios de estos servicios llegan a a su blog sin experiencia informática.
  16. http://www.rieoei.org/deloslectores/639Vila.PDF GLOBALIZACIÓN, EDUCACIÓN DEMOCRÁTICA Y PARTICIPACIÓN COMUNITARIA. Eduardo Vila Merino.
  17. http://es.wikipedia.org/wiki/Kodak y http://wwwes.kodak.com/ES/es/corp/histo_6.shtml

metablog: https://doscero.wordpress.com

Lila Pagola
noviembre 2007
lila@liminar.com.ar

Este texto está bajo una licencia Creative Commons Argentina Atribución-No Comercial-Compartir Obras Derivadas Igual 2.5
Puede ser copiado, modificado siempre que se mantenga esta licencia y no se haga uso comercial.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: